miércoles, 17 de abril de 2013

Miércoles creativo 5: redecora tus perchas






MIÉRCOLES CREATIVO 5

 



¡Buenos días!

Por si alguien aún no se había dado cuenta... ¡HOY ES MIÉRCOLES! Así que os traigo una nueva propuesta creativa, que esta vez tiene mucha tela. No os asustéis que lo de "mucha tela" no lo digo porque sea difícil, sino por el material con el que vamos a trabajar.

Estas últimas semanas me habéis tenido haciendo un montón de cuellos Lola y, cada vez que hago uno, me sobran un par de tiras de tela largas (de 1,5 cm de ancho x 140 cm de largo, más o menos). Como las telas son tan bonitas, decidí guardar estas tiras hasta que se me ocurriera qué hacer con ellas. Y el otro día por fin se me encendió la lucecita: utilizarlas para forrar perchas de alambre de estas tan feas que tengo por casa. Lo he visto en alguna tienda de ropa y me encantó la idea, así que...  ¡manos a la obra!







¿Qué necesitamos para este proyecto? Pues muy fácil. Para empezar, perchas de alambre de las más sencillas y baratas que encontréis, de estas que venden en los chinos a 1 € el paquete de 5:





Además, necesitamos tiras de tela de aproximadamente 1,5 cm de ancho y el largo que queráis (para una percha he necesitado unos 2 m). Mejor que no sean tiras muy cortas porque entonces tendréis que ir poniendo pegamento todo el rato y será más complicado y quedará un poco más chapucero.





Ya solo nos falta un poco de pegamento líquido de secado rápido y una pinza, clip o algún elemento para sujetar la tela mientras trabajamos y mientras se seca.




Os recomiendo empezar por la zona de la percha que os he señalado en la foto, será más fácil:




Poned un poco de pegamento en el extremo de la tela que vayáis a empezar a enrollar y pegadlo a la percha. Enrollad una vuelta de tela por encima para fijarlo y sujetadlo con la pinza o clip. Dejadlo secar unos minutos. Cuando esté seco, empezad a enrollar la tela siguiendo la forma de la percha. Para pasar más fácilmente la tira de tela por dentro de la percha en cada vuelta, os aconsejo que hagáis un pequeño rollo y la sujetéis con la pinza o el clip mientras vais trabajando, de modo que cuelgue solo un poco, como se ve en esta foto:




Seguid enrollando mientras os quede tela. Si la tira se termina a media percha, pegad el extremo como hemos hecho al empezar, dejadlo secar y pegad el extremo de la nueva tira encima. Si veis que la tira se va a terminar justo en la parte final (en el cuello de la percha o en el gancho), cortad la tira antes y usad una nueva que os permita terminar del tirón.

Cuando lleguéis al final del gancho, doblad un poquito la tela hacia dentro, atrapadla con una vuelta y enrollad retrocediendo uno o dos centímetros, por encima de la parte ya cubierta con tela. Cortad la tira, pegadla, sujetadala con la pinza o clip y dejadla secar. ¡Y ya está! La fea percha de alambre se ha converitdo en este bonito cisne:






En este caso, la tela que he elegido le da un estilo romántico y un poco vintage, pero podéis elegir las telas según el estilo que le queráis dar.

Es normal que la percha quede con hilillos de la tela, porque se deshilacha un poco al manipularla. Si hay muchos o si no os gustan los hilillos, podéis recortarlos un poquito con unas tijeras (vigilad de no cortar la tela, jeje).

También podéis utilizar perchas metálicas un poco más gruesas:








¿Qué os parece? ¿Fácil, no? La primera quizá os cueste un poco más, pero luego ya veréis que en 10 minutos las tenéis hechas. ¡Yo voy a forrar todas las que tengo!

Pues eso es todo por hoy. Espero que os haya gustado la propuesta de reciclaje/reconversión textil. La semana que viene más.
¡Feliz semana!





© by ArigatoBcn

1 comentario:

  1. Me encantan ! Tengo una tienda de ropa y me gustaría comprar porque no tengo tiempo de hacerlas . Sabes dónde podría conseguirlas?
    Muchas gracias !

    ResponderEliminar