lunes, 29 de abril de 2013

¿Qué premio quieres?

 

¡Buenos días!

Ejem... eso de "buenos" es relativo, porque ¡¡vaya día más feo que hace!!! Se está poniendo el cielo de un negro apocalíptico que da miedo.

Casi sin darme cuenta, el Facebook de Arigato va a llegar a los 1.000 likes y, como no, me gustaría celebrarlo con todos vosotros, así que vamos a convocar otro sorteo.

Necesito vuestra ayuda para decidir qué sortear. ¿Cuál de los artículos de Arigato os gustaría que fuera el premio?




¿Qué artículo de Arigato
 
te gustaría que se sorteara?




Venga, pedid por esa boquita, que vuestros deseos son órdenes. :)

¡Buen comienzo de semana!




miércoles, 24 de abril de 2013

Miercoles creativo 6: marcapáginas de origami





MIÉRCOLES CREATIVO 6





¡¡Por fin llegó el miércoles!!



Como ya os he contado, me gusta mucho el origami (o papiroflexia para los de casa), así que esta semana he decidido traeros una propuesta muy sencilla y divertida que he encontrado en un blog que me gusta mucho (How About Orange) y que tiene un montón de propuestas interestanes para hacer con papel y otros materiales. Aprovechando que acaba de ser el día del libro y muchos tendréis nuevas lecturas por empezar y también que se acerca el día de la madre, vamos a aprender a hacer estos marcapáginas en forma de corazón:



Es un detalle bonito que podéis añadir, p. ej., cuando regaléis un libro para dar un toque personal al regalo.

Para hacer un corazón necesitáis un trozo de papel de algún color (no muy grueso, no utilicéis cartulina porque no os quedará bien) de 12,5 x 6,25 cm. Si tenéis papel cuadrado para origami, solo tenéis que cortarlo por la mitad.

Si el papel tiene una de las caras estampadas, dejad esta cara en la parte exterior, como se ve en las fotos, y doblado por la mitad a lo largo:


Doblado de nuevo por la mitad para marcar la línea central y abridlo de nuevo:

Doblad uno de los lados hacia arriba a 45º, de modo que el borde quede alineado con la línea central que hemos marcado antes:

Haced lo mismo con el otro lado:

Dadle la vuelta al papel (la cara que veíais antes, ahora debe estar tocando a la mesa o superficie de trabajo). Doblad aprox. 1/3 de la mitad superior hacia abajo:

Doblad los extremos superiores (exterior e interior) como se ve en la foto para darle forma de corazón. Veréis que queda un pequeño bolsillo que permite encajar el corazón en la esquina de la hoja del libro.

¡Y ya está!




¡Así de fácil! Es una buena forma de iniciarse en el origami para, poco a poco, ir probando figuras más complejas.
Espero que os haya gustado la propuesta de hoy y, como siempre, os animo a enviarme fotos de las cositas que probéis. La semana que viene, más.
¡Feliz semana!

lunes, 22 de abril de 2013

Pedritos


Y como el tema de los posavasos me ha gustado, hoy os presento a los Pedritos. Al igual que los Sant Jordi, son posavasos de tela estampados a mano. Están hechos de algodón gris oscuro y solo están estampados por una cara. Llevan una entretela plastificada para impedir que los líquidos traspasen. Se pueden lavar en la lavadora (máximo 40º) y planchar. Miden 9,5 x 9,5 cm. Se pueden usar como posavasos o simplemente para decorar, debajo de velas, cuenquitos, etc. Los he hecho en dos modelos:


Pedritos de lunares
 

 
 
 

 
 







Pedritos de rayas
 




 
 
 
 
¿Te gustan? Puedes encargarlos en mi tienda online en Etsy:

www.etsy.com/shop/ArigatoBcn

¿Tienes alguna pregunta? Escríbeme a arigato@arigato-bcn.com
 

viernes, 19 de abril de 2013

Posavasos Sant Jordi


Bueno, después de dos semanas de locos trabajando sin parar y dedicando el poco tiempo libre que he tenido a hacer los encarguitos que tenía pendientes, por fin he tenido un ratito para hacer alguna de las cositas nuevas que tengo en mente (que son muchas).

Hace tiempo que tenía ganas de hacer posavasos de tela, así que me puse manos a la obra. Pensando en motivos para estamparlos, caí en que la semana que viene es Sant Jordi, el día de la rosa y el libro en Cataluña y uno de mis días favoritos de todo el año en Barcelona. Ese día la ciudad se llena de flores y de puestecitos de libros en cualquier rincón y todo el mundo sale a la calle. Si, además, el tiempo acompaña y hace un día primaveral y soleado como los que ha hecho esta semana, la ciudad no puede estar más bonita.

Bueno, volviendo al tema de los posavasos, la idea de Sant Jordi me sirvió de inspiración y decidí estamparlos con hojas y rosas, en honor a este día. Y así es como quedaron:


 
¡Tengo que reconocer que me encantan! Me temo que este Sant Jordi mi madre va a recibir unos bonitos posavasos en vez de una rosa... :)
 
Por supuesto, están estampados a mano con diseños míos. La cara superior es de lino gris claro y la cara inferior de algodón gris oscuro:
 
 
 
Llevan una entretela plastificada para que cumplan la función que debe cumplir todo posavaso: ¡que no se mojen los muebles! Se pueden lavar en la lavadora (máximo 40º) y planchar. Miden 9,5 x 9,5 cm.
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 





Y se pueden usar como posavasos:



 
 
 
O simplemente para decorar, debajo de velas, cuenquitos, etc.:
 
 

 
 
 

 
 
 

¿Te gusta? Puedes encargarlo en mi tienda online en Etsy:

www.etsy.com/shop/ArigatoBcn

¿Tienes alguna pregunta? Escríbeme a arigato@arigato-bcn.com



 

miércoles, 17 de abril de 2013

Miércoles creativo 5: redecora tus perchas






MIÉRCOLES CREATIVO 5

 



¡Buenos días!

Por si alguien aún no se había dado cuenta... ¡HOY ES MIÉRCOLES! Así que os traigo una nueva propuesta creativa, que esta vez tiene mucha tela. No os asustéis que lo de "mucha tela" no lo digo porque sea difícil, sino por el material con el que vamos a trabajar.

Estas últimas semanas me habéis tenido haciendo un montón de cuellos Lola y, cada vez que hago uno, me sobran un par de tiras de tela largas (de 1,5 cm de ancho x 140 cm de largo, más o menos). Como las telas son tan bonitas, decidí guardar estas tiras hasta que se me ocurriera qué hacer con ellas. Y el otro día por fin se me encendió la lucecita: utilizarlas para forrar perchas de alambre de estas tan feas que tengo por casa. Lo he visto en alguna tienda de ropa y me encantó la idea, así que...  ¡manos a la obra!







¿Qué necesitamos para este proyecto? Pues muy fácil. Para empezar, perchas de alambre de las más sencillas y baratas que encontréis, de estas que venden en los chinos a 1 € el paquete de 5:





Además, necesitamos tiras de tela de aproximadamente 1,5 cm de ancho y el largo que queráis (para una percha he necesitado unos 2 m). Mejor que no sean tiras muy cortas porque entonces tendréis que ir poniendo pegamento todo el rato y será más complicado y quedará un poco más chapucero.





Ya solo nos falta un poco de pegamento líquido de secado rápido y una pinza, clip o algún elemento para sujetar la tela mientras trabajamos y mientras se seca.




Os recomiendo empezar por la zona de la percha que os he señalado en la foto, será más fácil:




Poned un poco de pegamento en el extremo de la tela que vayáis a empezar a enrollar y pegadlo a la percha. Enrollad una vuelta de tela por encima para fijarlo y sujetadlo con la pinza o clip. Dejadlo secar unos minutos. Cuando esté seco, empezad a enrollar la tela siguiendo la forma de la percha. Para pasar más fácilmente la tira de tela por dentro de la percha en cada vuelta, os aconsejo que hagáis un pequeño rollo y la sujetéis con la pinza o el clip mientras vais trabajando, de modo que cuelgue solo un poco, como se ve en esta foto:




Seguid enrollando mientras os quede tela. Si la tira se termina a media percha, pegad el extremo como hemos hecho al empezar, dejadlo secar y pegad el extremo de la nueva tira encima. Si veis que la tira se va a terminar justo en la parte final (en el cuello de la percha o en el gancho), cortad la tira antes y usad una nueva que os permita terminar del tirón.

Cuando lleguéis al final del gancho, doblad un poquito la tela hacia dentro, atrapadla con una vuelta y enrollad retrocediendo uno o dos centímetros, por encima de la parte ya cubierta con tela. Cortad la tira, pegadla, sujetadala con la pinza o clip y dejadla secar. ¡Y ya está! La fea percha de alambre se ha converitdo en este bonito cisne:






En este caso, la tela que he elegido le da un estilo romántico y un poco vintage, pero podéis elegir las telas según el estilo que le queráis dar.

Es normal que la percha quede con hilillos de la tela, porque se deshilacha un poco al manipularla. Si hay muchos o si no os gustan los hilillos, podéis recortarlos un poquito con unas tijeras (vigilad de no cortar la tela, jeje).

También podéis utilizar perchas metálicas un poco más gruesas:








¿Qué os parece? ¿Fácil, no? La primera quizá os cueste un poco más, pero luego ya veréis que en 10 minutos las tenéis hechas. ¡Yo voy a forrar todas las que tengo!

Pues eso es todo por hoy. Espero que os haya gustado la propuesta de reciclaje/reconversión textil. La semana que viene más.
¡Feliz semana!





© by ArigatoBcn

martes, 16 de abril de 2013

Arigato por correo


Si hace unos días os proponía volver a las cartas en papel, las de toda la vida, hoy quiero enseñaros una foto de los envíos que tengo preparados para salir hoy mismo por correo:




Ya que por correo no os puedo envolver las cositas como cuando las entrego en mano, qué menos que enviarlas en un sobre bien bonito, ¿no?

¿Qué os parecen?

jueves, 11 de abril de 2013

¿Volvemos a las cartas en papel?


Últimamente en algunos blogs que leo a menudo, me he encontrado con fotos de cartas (en papel, las de toda la vida) que intercambian las personas que escriben el blog con otras personas, por lo general otros bloggers que comparten los mismos intereses y el mismo amor por las cosas hechas a mano. Si algo tienen en común todas estas personas es que son muy creativas, así que las cartas que intercambian dejan de ser cartas y pasan a ser verdaderas obras de arte. Algunas me han dejado con la boca abierta. Me han hecho recordar las cartas que intercambiaba con mi prima Marta cuando éramos pequeñas: siempre decorábamos el sobre y nos enviábamos regalitos varios. Todavía las guardo. Mi madre siempre me decía que no se explicaba cómo en correos nos dejaban enviar semejantes sobres con un sello normal. Supongo que era evidente que era correspondencia infantil y los carteros también tienen su corazoncito.

Al ver todas estas cartas me han entrado unas ganas locas de retomar la correspondencia en papel y volver a personalizar cada carta con mimo y detalle, como hacíamos antes.

Os enseño algunas:





 
 

 
 
 

 
 




 

¿Os imaginaís la ilusión que debe hacer abrir el buzón y encontrarte cartas así? Son auténticos regalos ya de por sí.

¿¿¿Nos carteamos???


miércoles, 10 de abril de 2013

Miércoles creativo 4: Instacards





MIÉRCOLES CREATIVO 4




¡Por fin llegó el miércoles y nuestra dosis creativa de la semana!

Hoy os traigo una propuesta muy sencilla dedicada especialmente a los fans de Instagram, que sé que sois muchos. Me tendréis que disculpar los que no tenéis esta aplicación para móviles, prometo compensaros otro miércoles, jeje!

Seguro que más de una vez habéis pensado: "qué bonita me ha quedado esta foto, tendría que imprimirla". Pues os voy a dar la excusa perfecta para que paséis a la acción y empecéis a imprimir vuestras fotos más molonas. Vamos a ver cómo hacer originales tarjetas estilo Polaroid con las fotos de Instagram (o lo que se conoce como "Instacards"):





En primer lugar, para poder imprimir las fotos basta con que las guardéis en el teléfono y os las enviéis a vuestro correo electrónico. Una vez hecho esto, necesitaremos:

- Cartulina del color que más os guste (mejor si tenéis varios colores para poder elegir el que más combine con el filtro de la foto).
- Hilo para punto de cruz de color blanco o de otros colores que combinen con las cartulinas que hayáis elegido (si lo queréis bueno, compradlo en una mercería, los de los chinos suelen deshacerse nada más abrir el paquete)
- Tijeras o un cúter (mejor todavía) y una regla
- Pegamento (de barra mismo, tipo Pritt)
- Una aguja fina y otra bastante gruesa (de bordado)
- Vuestas súper fotos impresas en papel blanco normal


1. Para empezar, imprimos las fotos a todo color con el tamaño que necesitemos según lo que queramos escribir en la tarjeta y las recortamos. Tened en cuenta que la resolución de las fotos de Instagram no es muy alta, así que si las imprimís muy grandes os quedarán pixeladas.

2. Después, cortamos cuadrados de cartulina un poco más grandes que el tamaño de las fotos, por ejemplo, 1 cm por cada lado de la foto y, si queréis que parezcan Polaroids de verdad, dejad un margen un poco mayor, de 1,5 cm aprox., en el borde inferior.

Necesitáis dos cuadrados del mismo color para cada tarjeta.





3. Cojemos uno de los cuadrados de cartulina y pegamos la foto totalmente centrada. Lo dejamos secar con algún peso plano encima (como un buen diccionario, que es lo que suelo utilizar yo, más en concreto el del Institut d'Estudis Catalans, jaja!).

4. Juntamos el cuadrado al que acabamos de pegar la foto y el otro cuadrado de cartulina y los sujetamos bien mientras realizamos pequeños agujeros con la aguja fina a lo largo del borde superior, con una separación de medio centímetro más o menos. Después, agrandamos los agujeros con la aguja más gruesa y, cuando ya tengan un buen tamaño, enhebramos la aguja gruesa con el hilo de bordar y cosemos el borde como si fuera tela:






5. Cuando hemos terminado de coser todo el borde, hacemos un par de nudos y cortamos el hilo. ¡Ya tenemos tarjeta!

Ahora solo falta pensar en lo que queremos poner dentro, que suele ser lo más difícil.






¿Qué os parece? Me parece una opción fantástica para personalizar al máximo las tarjetas y lucir un poco las fotos tan bonitas que permite crear Instagram.

Y eso es todo por hoy. La semana que viene, más.

¡Feliz semana!